X

Contacta





*Campos requeridos

El auto maldito de un rebelde sin causa.

Fecha: Autor: Autos y Más
Por: José Luis Alarcón Vela.

    

 En la cúspide de su carrera como actor en Hollywood, James Dean de solo 24 años se convirtió en mito con su inesperada muerte a bordo de un vehículo igualmente famoso en el universo automotriz; el Porsche Spyder  550 de 1954.   Coincidentemente tanto el actor como su coche se volvieron iconos en sus respectivos mundos, y aunque el 550 Spyder era ya toda una referencia en el mundo de las competencias deportivas, particularmente el auto de James Dean después del accidente mortal se convirtió además, en una terrorífica leyenda.
porsche5501
  Creado para ganar   El Salón del Automóvil de París en 1953 fue donde el mundo pudo ver por primera vez el Porsche Spyder 550/1500 RS año modelo 1954.   Las cifra “550” se refería  al número que se asignó al proyecto, mientras que el “1500” era la capacidad en la cilindrada del motor y la abreviación Rennsport (racing) era “RS”.  

El ingeniero Wilhem Hild tomó como inspiración para construir el nuevo deportivo el Spyder Glöckler 356 motor 1.5, así al igual que aquél, el 550 Spyder contaría con un bastidor plano, formado por elementos tubulares y unidos por soldadura.  El resultado fue un limpio modelo que no tenía nada de espectacular ni alardeaba de grandes dimensiones. Solo era un vehículo creado para participar en carreras de autos.

 

Pero donde el nuevo Porsche 550 Spyder llamaba la atención era en su novedoso motor Furhmann tipo 547 cuatro cilindros y cuatro árboles de levas, accionados mediante un grupo cónico que marcaba una importante evolución y desvinculación de Porsche con lo propuesto en cuestión mecánica por Volkswagen.

porsche5502

 

El impacto de este modelo gracias a su nuevo motor fue ampliamente reconocido tan solo un año después de haber sido presentado a los medios automotrices en París, cuando en la Carrera Panamericana de 1954, Hans Herrmann resultó vencedor en la categoría 1500 con el 550 Spyder de 110 caballos de potencia y que de manera general también llegó al podio general ocupando el tercer puesto, solo detrás de dos autos mucho más grandes y poderosos como lo eran un par de Ferraris; el primero un 375 Plus, conducido por Umberto Maglioli, y el segundo un 375 MM, manejado por Phill Hill, ambos con motores V12 de 4.9 litros con alrededor de 300 hp.

 

El resultado del 550 Spyder en la Carrera Panamericana hoy sigue siendo referencia en la marca alemana , tanto así como para nombrar a su primer sedán como “Panamera”, aunque desde 1972 la denominación “Carrera” se utiliza en sus modelos con propulsor de cuatro árboles de levas como el original del 550 Spyder.

porsche5503

 

La tragedia de un pequeño bastardo

 

No había que comprobar nada, el nuevo biplaza de mediados de los cincuentas era un auto ganador y no le faltaron entusiastas compradores. En total, se fabricaron 90 unidades del 550 Spyder, 33 de ellas fueron adquiridas por conductores estadounidenses, uno de ellos se llamaba James Byron Dean.

 

Su afición por las carreras de coches y en especial por los modelos de Porsche  inició casi a la par que su carrera actoral. Cuando llegó a Hollywood compró su primer Porsche, un Speedster 356 descapotable de color blanco con el que poco tiempo después participó en cuatro carreras logrando un primer, un segundo y un tercer lugar respectivamente en las primeras tres, pero en la cuarta y última carrera, mientras iba en cuarto lugar un pistón del Speedster estalló y se tuvo que retirar.

Dean encontró el relevo del Speedster 356 con el 550 Spyder que bautizó como “The Little Bastard” (El Pequeño Bastardo) y que utilizaría en su próxima carrera a celebrarse en Salinas California, a donde se dirigió poco después de haber terminado de rodar “Gigante”, ya que su contrato con la Warner Brothers le prohibía competir en carreras de automóviles mientras durase la filmación.

El viernes 30 de Septiembre de 1955, ya cumplida su última jornada de rodaje, Dean madruga a las 07:20 y va al local del mecánico VonNeumann, donde el piloto e ingeniero de Zuffenhausen (la sede de Porsche) Rolf Wütherich está poniendo a punto el 550 para la carrera del sábado en Salinas e incluso le rotula el número 130 con el que competiría Dean.

A las 10:15 se les unen Bill Hickman (mecánico) y Sandy Roth (fotógrafo), que irían juntos en una furgoneta Ford con el Porsche amarrado en el remolque, pero James, impaciente, decide llevar el 550 por carretera; Hickman y Roth les seguirán en la furgoneta, mientras que Wütherich viajaría con él.

Llega la tarde y comienza el camino a Salinas. El Porsche se adelanta y marca una ventajosa distancia con sus compañeros que viajan en la lenta furgoneta.  Son cerca de las 17:45 y Dean al volante del 550 se acerca a la intersección de las rutas 41 y 46, cerca de la ciudad de Cholame. El actor se percata de la presencia de un auto que venía en sentido contrario pero el conductor de aquel coche, un Ford Tudor coupé 1950 tiene como panorama de fondo el crepúsculo y el pequeño Porsche plateado se pierde de su vista.

James le espeta a su acompañante: “No te preocupes; ese tipo nos verá.” Sin embargo, cuando Turnupseed, el conductor del Ford les vio, ya era tarde. Sorprendido, clava los frenos y se queda atravesado en la calzada. El actor no puede sortear completamente el obstáculo y, después del encontronazo, se sale de la carretera y se estrella contra un árbol.

porsche5504

Rolf, el acompañante de Dean terminó expulsado del auto con una pierna rota, contusiones múltiples y cortes en el cuerpo pero vivo; caso contrario al del popular actor que muere camino al hospital del Paso Robles ese mismo 30 de septiembre de 1955.

Se dice que poco antes del accidente, James había rodado un cortometraje sobre seguridad vial en el que había sustituido la palabra “suya” por “mía”, quedando la frase así: “Conduzca con cuidado, puede que la vida que salve sea la mía”.

Inicia la maldición

James Dean poco a poco se transformaba en leyenda y obviamente sus pertenencias cobran más valor, empezando por los restos del auto donde se truncó la vida de la apoteósica estrella cinematográfica de solo 24 años. Muchos admiradores se disputaron la adquisición del destrozado auto y desde su requisición por parte de la aseguradora en el sitio del accidente, comenzaron las historias de terror alrededor del “Pequeño Bastardo”.

George Barkuis, el chofer de la compañía de seguros había sido el encargo de transportar el Spyder 550 en su camión, pero murió cuando el Porsche cayó sobre él después de que lo recogiera del lugar del accidente.

En los sesentas un modificador de coches llamado George Barris cobraba fama haciendo trabajos para el cine y la televisión. Entre sus autos más famosos está el Lincoln Futura que transformó en el popular Batimóvil conducido por el actor Adam West bajo el manto de Batman.


porsche5505

George Barris compra el coche de James Dean en 2 mil 500 dólares con el fin de revenderlo por partes, y cuando el coche llega a su garage este se desliza y cae sobre uno de los mecánicos que lo descargaban quebrándole ambas piernas.

Eso no impidió que Barris comenzara a separar las partes del coche y en octubre de 1956 Troy Mc Henry, un doctor de Beverly Hills le compra el motor. Al poco tiempo muere tras usarlo en una carrera por primera vez; mientras, otro de sus clientes, William Eschrid que había adquirido la transmisión de “Little Bastard” se golpea fuertemente aunque sobrevive para contar como la caja de velocidades de su auto se bloqueó bruscamente sin causa aparente.

También las llantas fueron vendidas por Barris a un joven cliente que una semana más tarde al usarlas en su coche se vio involucrado en un accidente debido a un estallido simultaneo en las ruedas. En otra ocasión Barris afirmó que un chico intentó robar el volante del Porsche como “souvenir” y se cortó el brazo intentando removerlo.

Tratando de desprenderse del maléfico coche, Barris se lo prestó a la Policía de Caminos de California para que lo exhibiera y así resaltar la importancia de la seguridad y la prudencia en la conducción, pero una noche y poco antes de que se lo llevaran del garage de Barris, ocurrió un incendio donde todos los autos ahí guardados terminaron quemados; todos menos el "Little Bastard".

Las increíbles coincidencias de malos sucesos alrededor de las partes del Porsche de Dean no terminaron allí. Alguna vez cuando el coche fue puesto en exhibición en Sacramento se cayó de su stand y le rompió la cadera a un visitante adolescente que estaba cerca.

En otra ocasión mientras era llevado a Nueva Orleans, el camión que lo cargaba fue alcanzado por un automóvil y el conductor del coche salió despedido del parabrisas para terminar bajo las ruedas de Little Bastard y perecer.

En otro momento en que el auto era transportado rumbo a una exposición de seguridad en la ciudad de Salinas (lugar donde originalmente correría James Dean) , el camión patinó ocasionando un accidente mortal para su conductor.

Para el año de 1958, el “Little Bastad” de Barris tenía programa otra salida para exhibirlo en Miami Florida. El auto fue puesto en un contenedor y subido a un tren para ser transportado a Los Ángeles pero desapareció misteriosamente y nunca llegó a su destino. A partir de ese día, sobre el paradero del “Pequeño Bastardo” nadie sabe nada.

porsche5506

 

Porsche Spyder 550/1500 RS 1954

110 Caballos de fuerza

220 km/h de velocidad máxima

10 segundos de 0 a 100 km/h

90 Autos de producción total mundial

78 Unidades fueron vendidas al público

33 Se colocaron solo en los Estados Unidos

5500055 Número (capicúa) de serie del “Little Bastard”

7000 Dólares pagó James Dean por el auto

56 Años celebra este modelo en 2009

DEJA TUS COMENTARIOS

comments powered by Disqus